Propuestas para disminuir la ansiedad en la infancia

“Cada mañana nacemos de nuevo, lo que hacemos hoy es lo que más importa”.

Buda

Como consecuencia del momento coyuntural de la pandemia a nivel mundial, tenemos niños y niñas cada vez más con comportamientos ansiosos: Necesidad de mucho movimiento, atención dispersa, impulsividad, irritabilidad y bloqueos en los momentos de conflicto en las clases, responsabilidades en casa, momentos de alimentación, entre otros.

Estas acciones surgen como consecuencia del constante proceso de adaptación a la nueva forma de vida que nos está obligando el momento coyuntural, permanecer en casa, ver clases virtuales, no salir al parque, no correr en espacios abiertos.

Con estos procesos que se están gestando en la infancia actualmente, te acompañamos con tres estrategias que puedes realizar en casa para favorecer la disminución de ansiedad en la infancia en cualquier momento del día: Ya sea bloqueos en las clases virtuales, irritabilidad, necesidad de movimiento, etc.

Para las tres estrategias que se brindaran es necesario tener presente lo siguiente:

En varias ocasiones las exigencias personales (tanto de niños como de adultos) y del entorno pueden aumentar la ansiedad en la infancia.

La exigencia de ser perfeccionista, la presión de los padres de quedar bien con la institución, la frustración de levantar la mano a través de la pantalla y no ser escuchado, la tristeza de no ver a los compañeros del colegio de forma presencial, la falta de juego en espacios abiertos.

A continuación, te brindamos las tres estrategias:

1. BUSCA EL MOMENTO DE RESPIRACIÓN:

RESPIRACIÓN

Antes del inicio de la jornada escolar o antes de iniciar la jornada escolar de la tarde, intenta tener un momento de 3 minutos con el niño o la niña de respiración que deben hacer juntos: Cerrar los ojos, estar en una posición cómoda (acostados o sentados, como les plazca), con las manos en una posición y respirar cinco veces de forma profunda.

Lo anterior, permitirá al niño o niña disminuir los niveles de ansiedad y estar en calma para el inicio de las clases, donde posiblemente puede estar más presente.

Puedes hacerlo también con un objeto en la panza, donde el reto es evitar que el objeto se caiga al respirar, puede funcionar como una alternativa para “respirar o meditar” a través de un juego divertido.

2. DI FRASES RECONFORTANTES:

FRASES

Brindar frases reconfortantes en momentos precisos de la rutina puede acompañar al niño o niña en el momento de frustración para disminuir su ansiedad ante las auto exigencias y exigencias del entorno. Se sugiere emitir frases antes de iniciar la rutina escolar y después del momento de respiración, en un momento de descanso y al finalizar la rutina (en la noche).

la propuesta es que la frase reconfortante transmita tranquilidad, seguridad y apoyo, tales como “ten un hermoso día, recuerda que lo más importante es que aprendas y te diviertas” o “vamos que tengo la certeza que vas a aprender mucho el día de hoy”; con un tono de voz calmado, amoroso y posiblemente acompañado de un abrazo o un beso.

3. IMPLEMENTA ESPACIO DE DESCARGA:

ACTIVIDADES

Es importante tener presente que la ansiedad en la infancia necesita momentos de descarga de energía física y emocional, que este espacio debe ser en conjunto con el adulto y un momento “bidireccional”: donde el niño pueda hacer sus preguntas y el adulto también.

Se propone realizar juegos de movimiento en los tiempos de descanso entre clase y clase: tales como jugar escondite en casa, ponchado, carreras o retos de saltar. Lo anterior como una forma de liberar emociones de enojo y frustración de forma física.

También, se propone buscar juegos que permitan la descarga de energía emocional como un juego de preguntas en el momento de la cena o un momento de dibujo, estableciendo preguntas como ¿Qué fue lo más triste que ocurrió hoy? ¿Qué fue lo más feliz que ocurrió hoy? ¿Qué fue lo que más te gusto? ¿Qué fue lo que menos te gusto?, vamos a dibujar lo que más nos enojó hoy.

En la medida en que implementes las tres estrategias anteriores en un dia, vas a lograr disminuir la ansiedad del niño o niña, aumentar la autoconfianza y su capacidad para tolerar la frustración.

Escrito por: Laura Patricia Espinal Garzón – Psicóloga.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *